• Confiar en Ultra Med

    Ofrecemos a los afiliados y sus familias la posibilidad de acceder a importantes descuentos con nuestra tarjeta, y con un plantel  de reconocidos profesionales de la ciudad.
    +Más info
  • Plan Bonus

    "LA  PRIMERA  Y  ÚNICA"   ¡¡TARJETA BONUS !!   ÚNICO PLAN SIN CUOTA MENSUAL   ATENCIÓN INMEDIATA..CONSÚLTENOS 
    +Más info
  • Ser parte de Ultra Med

    Ultramed, con su tarjeta de descuento  le brinda innumerables servicios. SOLICÍTELA.
    +Más info
  • Farmacia Bauza

    Farmacia Autorizada: Rivadavia e/ Santa Fé y Corrientes. Tel: 493-3223
    +Más info
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Síganos

SIN LÍMITE DE EDAD - SIN AUTORIZACIONES -  SIN BONOS DE CONSULTA - SÓLO CON SU CARNET CON LA CUOTA AL DÍA.

La información proporcionada en este sitio, no tiene como intención remplazar la relación uno a uno con un especialista calificado ni la de dar consejos médicos.Por tal motivo, consulte siempre con su médico de confianza.

Sindrome de Estocolmo

SINDROME DE ESTOCOLMO

Síndrome de Estocolmo es un estado psicológico donde el rehén adopta un complejo de simpatía por sus secuestradores. Es un ejemplo de mecanismo de defensa, en la que la persona desarrolla un apego emocional con el adulto más cercano a su alcance.

El síndrome también se le conoce como vínculo traumático, en el que la víctima opta por permanecer leal a su abusador, en vez de los rescatadores. El diagnosticar la enfermedad es difícil porque los investigadores no han identificado todos los factores que ponen a la persona en mayor riesgo y muchos psicólogos no están de acuerdo con el mecanismo de este síndrome.
Síndrome Estocolmo

Algunos creen que es una forma de "parálisis emocional" o "regresión". La cura para la enfermedad incluye la consulta psiquiátrica. Según el FBI, de 1200 rehenes, el 92 por ciento de las víctimas no presentaron el síndrome de Estocolmo, lo que significa que las víctimas no simpatizan con los captores.
¿De dónde viene el término "Síndrome de Estocolmo"?

En 1972, dos hombres entraron en un banco en Estocolmo, Suecia, con la intención de robar el banco. Después de que la policía fuese llamada, la policía irrumpió en el banco, los dos hombres les dispararon, comenzando así una situación de rehenes. Durante seis largos días, estos ladrones que habían cogido a cuatro personas del banco como rehenes, les apuntaban con pistola, o les ataban explosivos y otras veces, les colocaban sogas alrededor del cuello. En el preciso momento en que la policía intento rescatar a los rehenes, estos lucharon contra la policía en defensa de sus captores. Una vez libre, uno de los rehenes, culpando de la situación a la policía, creo un fondo para ayudar a contratar a un abogado para defender a los secuestradores. El término "Síndrome de Estocolmo" finalmente nació, capturando la esencia del fenómeno extraño: captor / preso.
Síntomas

El rehén es abusado físicamente o verbalmente por los captores.
Las personas que se sienten impotentes en la ansiedad están dispuestos a hacer cualquier cosa para sobrevivir. Cuando son tomados como rehenes, son más propensas a desarrollar el síndrome. Por otro lado, las personas que son emocionalmente fuertes y seguros no desarrollan este síndrome.
Las personas que sufren de síndrome de Estocolmo tienen síntomas similares a las personas que sufren de trastorno de estrés postraumático (TEPT), tales como pesadillas, dificultad para concentrarse, confusión, gran desconfianza y flashbacks. Por lo tanto, las personas que no sufren de trastorno de estrés postraumático no pueden desarrollar este síndrome.

La unión entre el captor y cautivo es un mecanismo de supervivencia de la víctima. En este sentido, el síndrome de Estocolmo también se llama "Síndrome de identificación de supervivencia." Se cree que el síndrome ocurre cuando el rehén erróneamente cree que al no matar o abusar de ellos, es una muestra de bondad. Debido al miedo y la ansiedad, las emociones que se desarrollan son fuertes vínculos emocionales. Se cree que el síndrome ocurre cuando la persona está entre la vida y la muerte, y su estancia con el secuestrador es larga. Siempre y cuando el captor no abuse física o verbalmente del rehén, entonces los síntomas pueden desarrollarse.
¿Cómo se trata el síndrome de Estocolmo?

Una vez que un rehén vuelve a la sociedad después de un período de tiempo, él o ella, puede encontrar absolutamente difícil y doloroso separarse de su captor. Simplemente porque el rehén ya no tiene ataduras psicológicas, que lo haga sentir atado a su captor. El mejor tratamiento para el síndrome de Estocolmo es una terapia intensiva, así como el amor y el apoyo de la familia del rehén. Pueden pasar muchos años para que la persona se recupere del síndrome de Estocolmo, estas cadenas no son fáciles de deshacer.

CAUSAS

La razón precisa que algunas personas desarrollan el síndrome de Estocolmo, mientras que otros no, es compleja. Las personas que desarrollan el Síndrome de Estocolmo se han llegado a identificar con sus captores (y posiblemente, se preocupen por ellos) en un acto inconsciente y desesperado de auto-preservación. El síndrome de Estocolmo con más frecuencia se desarrolla durante situaciones traumáticas como secuestros, violencia doméstica, o situaciones de rehenes, y los efectos de este trastorno no se detienen una vez que la persona ha sido puesta en libertad. La mayoría de las víctimas que han desarrollado este síndrome, siguen defendiendo a sus captores mucho después de haber escapado de su cautiverio.
Síndrome de Estocolmo
Pero ¿por qué?

Por el instinto de conservación. Un rehén siente como si su captor le está haciendo un favor, por lo que les permite seguir con vida. Muchos de los prisioneros son tratados de una manera simpática por sus captores, lo que les permite ver a sus captores de una manera positiva. Después de todo, ¿los captores, no se suponen que son crueles? El aislamiento del mundo exterior hace que el rehén vea el mundo desde los ojos del captor, el rehén comienza a empatizar, simpatizar con su captor.

Rápidamente el mundo del rehén se contrae, siendo el mismo que el de su captor. El captor y prisionero puede incluso comenzar a compartir intereses comunes después de estar juntos un tiempo. El rehén desarrolla una dependencia de su secuestrador, después de todo, el captor le ha permitido vivir, incluso lo ha tratado amablemente (en la mayoría de los casos, la bondad es meramente percibida por el rehén).

¿Qué le parece nuestro servicio?

¿Cuáles son sus Prioridades?

Login