• Confiar en Ultra Med

    Ofrecemos a los afiliados y sus familias la posibilidad de acceder a importantes descuentos con nuestra tarjeta, y con un plantel  de reconocidos profesionales de la ciudad.
    +Más info
  • Plan Bonus

    "LA  PRIMERA  Y  ÚNICA"   ¡¡TARJETA BONUS !!   ÚNICO PLAN SIN CUOTA MENSUAL   ATENCIÓN INMEDIATA..CONSÚLTENOS 
    +Más info
  • Ser parte de Ultra Med

    Ultramed, con su tarjeta de descuento  le brinda innumerables servicios. SOLICÍTELA.
    +Más info
  • Farmacia Bauza

    Farmacia Autorizada: Rivadavia e/ Santa Fé y Corrientes. Tel: 493-3223
    +Más info
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Síganos

SIN LÍMITE DE EDAD - SIN AUTORIZACIONES -  SIN BONOS DE CONSULTA - SÓLO CON SU CARNET CON LA CUOTA AL DÍA.

La información proporcionada en este sitio, no tiene como intención remplazar la relación uno a uno con un especialista calificado ni la de dar consejos médicos.Por tal motivo, consulte siempre con su médico de confianza.

Soplos Cardíacos

Los soplos cardíacos pueden ser indicios de una enfermedad cardíaca grave, sin embargo, muchos de los soplos son “inocentes”, desaparecen espontáneamente a medida que crece y no interfieren con una vida activa y saludable en general, por lo que no requieren ningún tratamiento.
Enterarse que su niño presenta un soplo cardíaco puede ser una experiencia terrible, pero no siempre significa necesariamente la presencia de una malformación congénita fatal o de alguna anormalidad.
Por ejemplo, se pueden escuchar soplos cuando el corazón trabaja más rápido, como ocurre durante el ejercicio, la anemia, las enfermedades infecciosas o el exceso de hormona tiroidea.
El corazón normalmente produce dos sonidos diferentes. El primero ocurre cuando los ventrículos se llenan de sangre y comienzan a contraerse. En ese momento se puede escuchar el primer ruido, ocasionado por el cierre de las válvulas que separan las aurículas de los ventrículos. Después que los ventrículos impulsan la sangre a través de las grandes arterias, aorta y pulmonar, se produce el cierre de las válvulas que las separan, produciendo el segundo ruido. Un soplo cardíaco constituye un sonido adicional del corazón que se escucha entre los dos ruidos cardíacos normales, consecuencia de una turbulencia del flujo sanguíneo. En algunos casos las válvulas cardíacas pueden ser estrechas o insuficientes. La estrechez (estenosis) valvular, produce turbulencia sanguínea audible como soplo en esa zona. La insuficiencia ocurre cuando las válvulas no cierran completamente, lo que también se traduce en turbulencia y soplos.
En otros casos existen “agujeros comunicantes” en los tabiques que separan las dos aurículas o los dos ventrículos, que también producen soplos. Muchos de estos defectos se cierran espontáneamente, otros requerirán de cirugía o procedimientos invasivos, dependiendo del tamaño del “agujero comunicante” y de la función cardíaca.
Cuando un niño sano acude a los controles pediátricos rutinarios, su médico puede detectar cualquier sonido cardíaco anormal, en cuyo caso decidirá si requiere una evaluación más exhaustiva, para evaluar la magnitud del problema y determinar el manejo más adecuado. Si considera que puede existir algún problema, probablemente solicitará los siguientes estudios complementarios:
  • Exámenes de sangre: hematología, perfil tiroideo y otros.
  • Rayos X de tórax, para observar el tamaño y forma del corazón y las grandes arterias.
  • Electrocardiograma, para evaluar la actividad eléctrica del corazón.
  • Ultrasonido cardíaco (Ecocardiograma), que permite observar el interior del corazón y medir los gradientes de presión existentes entre aurículas, ventrículos y grandes arterias, determinando si existe algún problema estructural.
  • Cuando se requiere mayor precisión diagnóstica, los estudios anteriores no resultan suficientes por lo que se deberá practicar un cateterismo cardíaco.
Consejos:
  • Acuda regularmente a control pediátrico, aunque su niño luzca sano. Es la única manera de detectar precozmente cualquier problema que presente.
  • Si su médico diagnostica la presencia de un soplo cardíaco, no se alarme. Puede tratarse de un soplo “inocente” que probablemente desaparecerá a medida que el niño crezca, sin producir ninguna limitación de su actividad física, crecimiento o desarrollo.

¿Cuáles son sus Prioridades?

Login